Lo que necesitas saber sobre Nutricosmética

Para estar sanos, debemos llevar una vida estable. Sin excesos, exenta de tabaco y sedentarismo, muy poco alcohol y donde predomine una dieta equilibrada en vitaminas, minerales y proteínas. Si a esto se añade realizar ejercicio regularmente cuidando nuestra imagen, hemos dado con la clave del éxito.

Desgraciadamente, la vida estresada, los horarios o la contaminación, son factores que nos alteran e impiden que podamos mantener lo descrito anteriormente.

El conjunto de trastornos que sufrimos junto con malos hábitos, provocan un envejecimiento prematuro, por lo que es importante saber qué sustancias pueden frenarlo.

Aunque para el gran público es desconocido, la nutricosmética puede ayudarte como complemento si se tiene alguna carencia.

¿Qué es la nutricosmética?

La nutricosmética es el equilibrio perfecto entre alimentación y cuidado personal. Los productos de nutricosmética deben ser de origen natural y su principal cometido es realzar la belleza y aspecto gracias a los ingredientes que los componen.

Los nutricosméticos son complementos alimenticios formulados para mejorar el aspecto y salud de la zona que nos preocupe.

Dependiendo de su composición, las puedes encontrar en pastillas, píldoras, cápsulas o ampollas.

Las más populares entre la población son las creadas específicamente para mejorar la calidad de piel, pelo y uñas. Otros componentes que ahora comienzan a predominar son el ácido hialurónico, el colágeno, antioxidantes, proteínas o ácidos grasos omega 3 entre otros.

La nutricosmética trabaja desde el interior, al contrario que las cremas. Por lo que si usásemos los dos tratamientos potenciaríamos el resultado que queremos conseguir.

 

¿Qué te puede aportar?

Cada vez existen más y diferentes nutricosméticos diseñados para distintas necesidades. Algunos, ayudan a combatir arrugas o frenar la flacidez si llevan colágeno, ácido hialurónico o silicio. Otros, aportan luminosidad a la piel gracias a su composición de antioxidantes como la vitamina C o la vitamina E. Y por ejemplo, el cobre, el manganeso, la Vitamina B2, C, E protegen a las células del daño oxidativo.

¿La nutricosmética es eficaz?

A medio y largo plazo, estos complementos nutricionales pueden ayudarnos a alcanzar y mantener un funcionamiento óptimo del organismo si tuviésemos carencias de algún elemento.

Para tranquilidad de todos, la European Food Safety Authority (EFSA)  confirmó con evidencias científicas que de los beneficios que aportan las sustancias que los componen son reales.

Si tienes una alimentación y estilo de vida saludable ¿Puedes tomarlos?

En principio, con los hábitos saludables nombrados en los primeros párrafos, deberían bastarnos para mantener un organismo sano. Sin embrago, nuestro estilo de vida puede dañarlo o no permite conseguir los resultados deseados.

Por ello, los profesionales, a través de tratamientos específicos, pueden recetar algunos nutricosméticos para ayudar al paciente a obtener mejores resultados.

Es importante que cada caso se valore individualmente y siempre bajo la supervisión de un especialista.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top