La alimentación que necesitas para tener el mejor bronceado

En posts anteriores te hemos dado las recomendaciones para protegerte del Sol. Una vez que ya sabes cómo mantener tu piel cuidada de los dañinos rayos UVB y UVA, te indicamos los tips para conseguir el bronceado más bonito y duradero a través de la alimentación.

Los nutrientes más recomendables, los podemos clasificar en distintos grupos. Aquellos que contienen mayor aporte de agua, de vitamina A, vitamina B, vitamina C, vitamina E y de omegas.

Agua, el aporte de hidratación que tu piel necesita.

Si no se mantiene la piel hidratada, perderá el bronceado conseguido y comenzará a descamarse y como consecuencia aparecerán las arrugas. Así pues, el primer paso para tener una piel cuidada y bonita es aportarle mayor cantidad de agua.

¿Qué alimentos pueden ayudar a mantener esta hidratación?

Además de beber agua, puedes mantener la hidratación comiendo verduras y vegetales, como por ejemplo, espinacas, pepinos, tomates… que incluso tienen otros componentes muy beneficiosos como el hierro, calcio o magnesio. Éstos son una fuente de natural de hidratación. Los postres más dulces y saludables son las frutas de temporada como la sandía y el melón. Las infusiones frías o el té helado también son una alternativa para refrescarnos e hidratarnos entre horas.

¿Por qué tantas vitaminas? ¿Qué aportan cada una de ellas?

La vitamina A y los betacarotenos

La vitamina A, fomenta el desarrollo de los huesos, los dientes, los tejidos blandos, las mucosas y la piel.

El betacaroteno es la principal fuente de vitamina A, esencial para el crecimiento y desarrollo normales, el funcionamiento de sistema inmunitario y la vista. Tiene propiedades antioxidantes que pueden ayudar a neutralizar los radicales libres favoreciendo la producción de melanina.

Los alimentos que lo contienen, se caracterizan por su color rojo, amarillo o naranja como la zanahoria, el melocotón, los albaricoques, la calabaza, el tomate, la sandía, los pimientos y las cerezas.

La vitamina B

Es esencial para mantener un estado adecuado de la piel y del organismo. Conseguirás los niveles óptimos de esta vitamina si comes legumbres, guisantes, frutos secos o huevos, aguacate, pollo, setas, mariscos, lácteos o cítricos.

La vitamina E

Se caracteriza por detener la producción de radicales libres, es clave para prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas y el envejecimiento prematuro. Además posee acciones antioxidantes y cicatrizantes.

La encontrarás en el aceite de oliva, aguacate, yema de huevo, avellanas y pipas de girasol.

La Vitamina C

El sol, degrada las fibras de colágeno y elastina. Sin embrago, la vitamina C estimula esta síntesis reparando el daño provocado en la piel por la exposición solar.

No sólo se encuentra en los cítricos, otras frutas que lo contienen son: el kiwi, el mango, la papaya, la piña, las fresas, la sandía o el melón. En las verduras, está presente en mayor proporción en el brócoli, la coliflor, los pimientos, la espinaca, la patata o los tomates.

Alimentos ricos en omega 3

Es esencial para el mantenimiento del buen estado de la piel y broncearse con salud, porque combate la sequedad y deshidratación. Así pues, este verano además de frutas y verduras de temporada, no olvides en tu dieta el pescado azul, marisco, nueces y semillas de lino.

 

Es difícil mantener una dieta que aporte todos los días cada uno de estos nutrientes. Para asegurarnos de que lo conseguimos, lo recomendables es darle un aporte externo con nutricosméticos que contengan estas vitaminas y antioxidantes que disminuyen los radicales libres producidos por el sol.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top