DAÑOS QUE PROVOCA EL SOL EN TU PELO

Al igual que la piel, el pelo se ve alterado por la exposición al sol y otros cambios ambientales que conlleva la época estival. Perdiendo flexibilidad, mostrándose más quebradizo, alterando su estructura e incluso provocando picor en el cuero cabelludo.

 

Para mantenerlo en perfecto estado y saludable, hay que tener en cuenta sus características y los siguientes consejos:  

La estructura de pelo

El cabello está formado en su interior por capas de agua y lípidos que lo protegen. Externamente por escamas que están selladas. Esta unión se pierde cuando el cabello está dañado y las capas interiores están deshidratadas. El aspecto que muestra nuestro cabello será frágil, quebradizo y sin brillo.

En verano, es la época del año en la que debemos incidir en la salud de nuestro pelo, porque está expuesto a factores como el cloro, el salitre, la humedad y el sol que lo debilitan considerablemente.

Un pelo dañado puede sufrir las siguientes alteraciones:

  1. Cutícula modificada: si no se protege adecuadamente de los rayos UVA y UVB, la parte externa se ve transformada y la textura será áspera.
  2. Puntas frágiles y color oxidado: La radiación solar, junto con el oxígeno del aire, producen la oxidación de la melanina del pelo. Esto provoca, en los cabellos de color natural, que se puedan aclarar, aunque son más vulnerables aquellos que están teñidos.
  3. Pérdida de elasticidad: es una consecuencia ligada a las dos anteriores, el pelo tan áspero deja de tener movimiento.
  4. Irritación del cuero cabelludo: Es una zona del cuerpo que no solemos proteger del sol pero que puede tener consecuencias muy desagradables como picor en la piel del pelo o incluso ampollas.

Cómo proteger el cuero cabelludo y pelo del sol y otras agresiones externas

  • Protector capilar: al igual que con la piel, antes de ir a la playa o piscina , pulveriza el pelo con un protector capilar y repetir la aplicación durante la exposición.
  • Por dentro: los complementos alimenticios o nutricosméticos que estén indicados para pelo y uñas o que estén compuestos por zinc, levadura de cerveza y vitamina E.
  • Lavar el pelo: Siempre. Para retirar los restos de sal o cloro.
  • Opta por champús sin sulfatos: estas sales resecan aún más tu pelo. Por lo que se recomienda aquellos que carezcan de las mismas.
  • Evitar secador y planchas porque incrementarán la fragilidad del pelo, resecándolo. Con el buen tiempo, deja que se seque al aire libre.
  • Tu complemento, sombrero o gorra: porque además de impedir que los rayos del sol incidan sobre el cuero cabelludo, protege la piel de tu rostro..

 

Cabe recordar que los cabellos claros son más delicados y deben tener más cuidados.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top