CUIDADO FACIAL DE LA MUJER EN LA JUVENTUD Y EN EL COMIENZO DE LA EDAD ADULTA

Con forme nos vamos haciendo mayores la preocupación sobre nuestro aspecto físico, el estado de nuestra piel y tener una buena apariencia cobra mayor importancia. Comenzamos a ir al gimnasio, a llevar una dieta sana e incorporar una rutina de cuidado en nuestro rostro. Pero, ¿a qué edad se debe comenzar a utilizar un exfoliante? Y, ¿una crema antiarrugas? En este post, te sacamos de dudas:

mujer a los 20 años

Comienza a ser disciplinada a los 20.

Toda rutina de cuidado facial comienza limpiando el rosto. A esta edad, es normal que todavía se tenga la piel un poco más grasa. Por este motivo, es fundamental aplicar un limpiador día y noche que sea adecuado para tu piel, y que retire todo el exceso de suciedad o maquillaje. Así deja el poro limpio y será más difícil que aparezcan granos.

El segundo paso es hidratar. Se debe hacer con cremas ligeras que se absorban con rapidez compuestas por colágeno que aportará hidratación y nutrición.

Si quieres asegurarte sorpresas desagradables futuras, comienza desde esta edad a cuidar el contorno de ojos. Aplícalo con unos ligeros golpecitos para reactivar la circulación y potenciarás su efecto.

Exfoliación. La creación de sebo a estas edades es mayor que a otras. Por eso es recomendable introducir una o dos veces por semana el uso del exfoliante. Los residuos que el limpiador no puede retirar, el exfoliante, los eliminara.

A los 25, “Más vale prevenir que curar”

Se debe cambiar a una crema para primeras arrugas, o con vitamina C que aporte luminosidad.

Puedes comenzar a utilizar el serum esporádicamente y tratamientos en cabina, como un par de limpiezas faciales, que te asegurarán una piel perfectamente limpia y llena de vitalidad.

mujer a los 30 años

A los 30 años. Cuidados más serios

Es el momento de prestar especial atención a nuestro rostro.

Un must es: No puedes salir de casa sin proteger ti piel con un buen protector solar.

Se introduce el uso del sérum en la rutina de cuidado, día y noche antes de aplicarnos la crema. De esta manera se potencia los efectos de la rutina de cuidado.

La crema, ahora sí, debe contener agentes antioxidantes e incluso principios activos como el retinol.

El cuello y escote deben comenzar a cuidarse aplicando con los mismos productos que en la cara.

No debes abusar de la exfoliación, con una vez por semana bastará. Así te aseguras de no  perder la humectación natural de la piel, sino podría provocar arrugas.

Cuando llegan los 35, los tratamientos específicos serán tus aliados.

Es en esta edad cuando tu piel refleja sus necesidades: mayor hidratación, equilibrio, atenuar las primeras arrugas marcadas…

Sólo un tratamiento personalizado te garantizará el cuidado específico que tu rostro necesita. Tal vez necesiten una mayor concentración de vitamina C o tal vez de ácido hialurónico. Aquí los booster o potenciadores de otros cosméticos jugarán un papel importante en zonas concretas a tratar.

 

En resumen, hay que cuidarse desde joven para mantener una piel saludable por más tiempo, teniendo en cuenta las necesidades de la piel a esa edad.

Pero, existen varios factores comunes, que debemos cumplir y respetar para asegurarnos una piel sana y radiante: una dieta sana y equilibrada, mantener un nivel alto de hidratación, ser muy disciplinado con la limpieza facial por el día y por la noche y proteger la piel de los rayos del sol con SPF 50 en la cara durante todo el año.

2 Comments

  1. Has dado en el clavo con este articulo , realmente creo que este blog tiene mucho que decir en estos temas . Volveré pronto a vuestra web para leer mucho más , gracias por esta información .

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top