Cómo debes cuidar tu piel después del sol

Tras estar varias horas expuesta al sol, si no tomas las medidas de protección necesarias, tu piel puede sufrir quemaduras. Si por el contrario, eres riguroso y la mantienes cuidada tan solo necesitará unos últimos pasos para tener una piel perfecta este verano.

 En casa, tras la   exposición   prolongada al sol

A pesar de lo que se suele pensar, no solo vale con la ducha que nos damos en la playa o en la piscina. Es recomendable ducharse en casa con un gel de pH neutro o para pieles sensibles que elimine todo el cloro o salitre y arena y calme la piel.

 

 

Hay que recordar que debemos mantenernos hidratados también por dentro.

Después del baño, podemos beber agua, una limonada natural que aporte vitamina C, una infusión para relajarnos e incluso un gazpacho a modo de aperitivo o cena. Todas ellas, son formas perfectas de aportar vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita.

 

¿Qué cosméticos son los más recomendables para después del sol?

Tras la ducha, nada más secarnos, durante esta época del año, guardaremos la crema hidratante habitual y la sustituiremos por una crema que calme, nutra, hidrate la piel y sea específica para después del sol. Es lo que todos conocemos como after sun.

Se puede encontrar en varias texturas; loción, crema, spray o gel, para los que prefieran una sensación fresca y de rápida absorción.

Aquellos que no se ven lo suficientemente bronceados pueden optar por autobronceadores after sun, que además de hidratar y calmar, acentuará el bronceado.

Pero lo más importante a la hora de elegir el mejor after sun para tu piel, será, aquel que en su composición, cubra las necesidades específicas de tu piel:

  • Si necesitas reparar, sobre todo para calmar las pieles sensibles irritadas o alteradas. Es preferible que no contenga alcohol, colorantes, ni parabenos. Y que sí que contengan algunos de estos compuestos: omegas, Panthenol (6%), extracto de caléndula, aceite de oliva seco, alantoína, urea, ácido hialurónico o aloe vera.

 

  • Si quieres combatir el fotoenvejecimiento: Debe ser antioxidante. Fíjate que incorpore polifenoles, vitaminas A, C, E obetacarotenos.

 

  • Si es antiedad: decántate por uno que tenga ácido hialurónico, omegas para calmar y regenerar, si contiene extracto de mimosa tenuiflora conseguirás una acción regeneradora, reparadora y cicatrizante. El aceite de coco, la caléndula y la glicerina vegetal son ingredientes nutritivos y calmantes. Los péptidos activadores de melanina conseguirán prolongar el bronceado y extracto de hammamelis es reparador, perfecto, para combatir las arrugas y pérdida de firmeza.

Además muchos de ellos pueden contener mentol que calmará el picor de la piel. Otros incluso, incorporan enoxolona, porque como antiinflamatorio es una buena alternativa sobre pieles poco quemadas. Pero cuidado, si la quemadura fuese más intensa, recomendamos acudir al médico, que valore la piel y si es conveniente, comenzar un tratamiento basado en corticoides.

Recuerda que…

  • No es aconsejable usar el producto del verano pasado, ya que tiene una fecha de caducidad. Si se ha pasado de fecha el producto, pierde su eficacia una vez abierto.

 

  • Existen after sun para todo tipo de piel, sin embargo hay que tener presente que el hombre tiene, aproximadamente, la piel un 25% más espesa que la de la mujer. Siendo la de las féminas más sensible a los factores ambientales, al envejecimiento prematuro y a la deshidratación. Por lo que será más efectivo un after sun de acuerdo a las características de tu piel.

 

  • Tu farmacéutico podrá aconsejarte sobre el producto específico que tu piel necesita.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top